Técnicas de manejo (XII) – Qué hacer en caso de caída?

¿Qué hacer en caso de caída?

Nadie desea sufrir una caída, pero esta es una
realidad a la que no podemos escapar por muy
buenos motociclistas que seamos y por eso debemos
estar preparados lo mejor posible para afrontarla.

El tema de las caídas hay que enfocarlo desde dos puntos de vista diferentes: Si el que se cae eres tú, o si se trata de otra persona, en cuyo caso tendrás la enorme responsabilidad de auxiliarla de la mejor forma posible, porque de eso puede depender una vida.

Durante una caída todo sucede demasiado rápido y el tiempo para pensar y reaccionar es de fracciones de segundo, lo que hagas en esos momentos puede representar la diferencia entre la vida y la muerte. Una manera de prepararse para este tipo de situaciones es visualizando en tu mente lo que harías en estos casos, de esta manera tu subconsciente estará mejor preparado y tus instintos trabajarán mejor, este artículo seguramente te ayudará en ese proceso de visualización, pero debemos aceptar que siempre hay muchos factores que están fuera de nuestras manos y lo que a continuación te recomendamos, es apenas una pauta que te puede ser de ayuda, pero finalmente nadie sabe con absoluta certeza lo que va a suceder en el momento en que perdemos el control de la moto y mucho menos como vamos a reaccionar.

Si es posible, en los momentos previos a la caída, busca con la mirada el lugar más despejado que haya y trata de ir hacia allá. Un axioma de la conducción dice que la motocicleta se dirigirá hacia donde estemos mirando, por ejemplo si tu peligro potencial es un carro que viene de frente lo peor que puedes hacer es quedarte mirándolo porque hacia allá te vas a dirigir. Claro que también hay situaciones donde en un momento estas encima de la moto y al siguiente en el suelo sin saber que paso, como por ejemplo cuando pisamos una mancha de aceite y nos caemos sin siquiera darnos cuenta. Cuando lo inevitable sucede lo primero que debes hacer es “soltar” la moto para no quedarte enredado con ella, luego estarás en el aire y debes procurar caer de la mejor manera posible, como cuando en el colegio hacíamos “vuelta canelas” en educación física y caíamos “rodando” formando un rollo con nuestro cuerpo para evitar un impacto directo. Una vez en el suelo lo ideal es que nos deslicemos sin chocar con nada hasta detenernos, simplemente deja que pase el tiempo hasta que te detengas por completo y solo intenta algún movimiento para cambiar la trayectoria si estas en peligro de chocar contra un obstáculo fijo y la situación te lo permite. Una vez detenido por completo no intentes pararte inmediatamente, tomate tu tiempo para hacerte un autodiagnóstico y verificar que no tengas lesiones, en cuyo caso es mejor que te quedes tendido hasta que te auxilien. Si estas seguro que no tienes lesiones importantes levántate despacio y con cuidado tomándote el tiempo de asimilar lo que pasó.


Lo primero que hay que hacer cuando la caída es inevitable,
es soltar la moto para no quedarnos enredados en ella.

Si es otro motociclista el que se cae o tiene un accidente procura ante todo conservar la calma y pensar con cabeza fría. Primero cierra la llave de la moto y corta el suministro de gasolina para prevenir un incendio. Pídele a dos personas que te ayuden a parar el tráfico, para evitar que la situación se complique aún más, después indaga si hay algún médico a quien cederle el control de la situación, si no lo hay trata de poner orden y hacer que la gente que no este ayudando, no entorpezca la labor, ni hagan acciones precipitadas como intentar mover al herido sin un diagnóstico preliminar.

Si está consciente es importante hablarle con calma y mirándolo fijamente a los ojos para darle confianza y que no entre en pánico. En primer lugar, recuerda que debes tranquilizar al herido, para esto la serenidad que tengas ante la situación será clave. Si es capaz de contestar, pregúntale directamente donde le duele, y que él mismo haga un “reconocimiento” de cómo se encuentra, intentando mover lentamente las extremidades y el cuello, y si se siente capaz de levantarse que lo haga sin ninguna prisa. Por último, pero sólo si lo ves necesario, procede con ayuda de alguien más a retirarlo de la carretera para esperar la llegada de la atención médica o incluso, si las lesiones lo permiten, trasladarlo a un hospital en un automóvil particular.

Si no está consciente, haz una rápida evaluación de su estado, y sobre todo, ¡que nadie le quite el casco! Procura mantenerlo caliente con chaquetas o mantas y no moverlo hasta que llegue la atención médica porque puede haber lesiones vertebrales y/o cervicales y moverlo mal puede ocasionar daños irreversibles que produzcan un estado de invalidez.


Los pilotos están mejor preparados en caso de caída y su
técnica consiste prepararse visualizando lo que deben
hacer y esto les ayuda a reaccionar de la mejor
forma en fracciones de segundo.

Si estas en un sitio donde es imposible que llegue una ambulancia (algo común en nuestras carreteras) la mejor manera de trasladar al herido, es en una tabla resistente que haga las veces de camilla y donde se pueda movilizar en la misma posición en la que quedo después del accidente, y de esta manera llevarlo al hospital más cercano sin causarle mayores daños. Hay que tener en cuenta que para poner el herido sobre la tabla no se debe levantar sino que se debe girar suavemente entre varias personas sobre su mismo eje mientras se desliza la tabla por debajo, además se debe procurar inmovilizar el cuello usando cartones o cojines para que no se mueva durante el traslado y como precaución adicional sujetar con alguna tira o prenda la cabeza a la tabla. En caso de fracturas se debe inmovilizar la extremidad lesionada evitando al máximo que se mueva con el fin de reducir el dolor y si hay hemorragias la prioridad es tratar de movilizar al herido a una clínica lo más rápido posible y sólo se debe aplicar un torniquete si hay alguien con suficiente experiencia para hacerlo sin agravar las lesiones, en caso contrario lo mejor es sujetar una gasa sobre la herida, aplicando un poco de presión para ayudar a contener la hemorragia. Por último es importante que alguien acompañe al herido durante el traslado y le hable en todo momento para mantenerlo tranquilo y consciente.

Esperamos que no te veas enfrentado a este tipo de situaciones pero si te pasa ten presente que lo más importante es conservar la calma y no actuar precipitadamente. Recuerda que el equipamiento que lleves puesto (casco, chaqueta, guantes, botas, etc.), será la clave para reducir la gravedad de las lesiones, pero lo más importante es tratar de prevenirlas, conduciendo siempre con prudencia y a la defensiva.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s