Café express en casa

eastercafe.jpg

Cómo preparar café express a partir de café instantáneo

¿Le provoca un café express? ¿no tiene el aparatito eléctrico para hacerlo?… No se preocupe; algo similar se puede lograr sin gastar ni en el aparato ni en el consumo de energía eléctrica…

  1. En una taza bien seca agregue el café instantáneo junto con el azúcar.
  2. Agregue las gotas de agua fría.
  3. Con la cucharita remueva hasta que la mezcla tome punto (se despegue del fondo de la taza) y tome un color moka o beige.
  4. Añada agua hirviendo hasta llenar la taza.
  5. Remueva hasta disolver la mezcla batida.

Ingredientes y materiales.

  • 2 ó 3 cucharaditas de café instantáneo.
  • 3 ó 4 gotas de agua fría.
  • azúcar granulada al gusto.
  • agua hirviendo en cantidad necesaria.

Algunas maneras de preparar el café.

Café capuchino. Su nombre deriva del color pardo del hábito de los monjes capuchinos. Se logra mezclando medio vaso de café exprés con la otra mitad de leche espumosa, que se obtiene en la máquina de vapor. Se sirve en vasos de vidrio con canastilla de metal; debe llegar al consumidor con el nivel de café separado de la leche. Puede espolvorearse con canela.

Café americano. Requiere café tostado ligero y molido fino; se prepara con filtro, es suave, aromático y con mayor grado de acidez que otras preparaciones.

Café exprés. Requiere molido fino y tostado semifuerte; se prepara en la máquina del mismo nombre. Tienen aroma y sabor exquisitos y se caracteriza por un anillo espumoso.

Café irlandés. En un vaso previamente calentado, se vierte una medida de wisky; después de incorpora el tanto de café exprés y encima, leche o crema fresca. Los niveles deben verse por separado; para que la crema flote se la puede diluir con un poco de leche. No lleva canela.

Café de olla. Es una variedad tradicionalmente mexicana de los cafés. Se prepara en olla de barro, cuando hierve el agua previamente endulzada con azúcar o panela y canela y/o clavo al gusto, se “echan” cucharadas de café molido no muy fino proporcionales a la cantidad de agua.

Café turco. Puede prepararse vertiendo agua a punto de hervor en una tacita con una capa de café muy molido; se mezcla, se deja asentar y se sirve muy caliente; o bien, utilizando el famoso ibrik, recipiente de cobre, con asa recta y larga, base ancha y boca estrecha, en el que se mezclan los tantos de café según las tazas de agua; sobre la lumbre se lo hace levantar hervor por tres veces y se lo deja reposar para que se decante el poso.

Café vienés. Sobre un vaso de café exprés bien caliente, se coloca una capa de crema chantilly.

Café de Java. Se mezcla una taza de café exprés con una de chocolate a la francesa; se endulza al gusto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s