Exito empresarial y sus claves… sugerencias.

 news_foto02.jpg

Cualquier negocio con éxito debe su posición a la suma de una serie de requisitos, un entrenamiento, y una preparación… el éxito empresarial no es cuestión de azar. A continuación detallamos esos requisitos, que no garantizan el triunfo, pero sí deben ser tenidos en cuenta por toda organización que pretenda situarse en la línea correcta hacia el éxito.

  • Empresario o socio-fundador: Es el factor principal para que una empresa funcione. Debe ser el impulsor del negocio, tener una clara visión de futuro, determinación, dedicación absoluta, orientación al cliente externo e interno, ser el diseñador e implementador de la estrategia empresarial, canalizador de ilusiones, máximo responsable de la consecución de la viabilidad económica de la empresa, etc.
  • Capital humano: Es imprescindible que el empresario cuente con un equipo humano para poner en marcha sus planes hacia la obtención de los objetivos empresariales. Asimismo, es fundamental mantener una plantilla informada con un adecuado plan de comunicación interna, y motivada.
  • Enfoque de mercado: La norma general es que las empresas triunfadoras son aquéllas pioneras en la detección y cobertura de nichos de mercado.
  • Innovación: Nunca se debe dejar de mejorar e innovar, tanto en la calidad de nuestros productos o servicios, como en la atención o facilidades ofrecidas al cliente.
  • Flexibilidad: Es importante que la empresa disponga de una estructura horizontal que permita una adaptación ágil a cambios o nuevas situaciones que puedan surgir.
  • Jerarquía: Un organigrama con pocos niveles será mucho más operativo, la toma de decisiones y posteriores actuaciones se realizarán de una manera más rápida y eficaz.
  • Beneficios y costes: Es fundamental intentar contener al máximo el gasto con un aumento de la productividad.
  • Ambiente Laboral: Para lograr el éxito es importante que tanto el empresario como su equipo disfruten con su trabajo. Es decir, que su trabajo les aporte satisfacción personal.

En la actualidad, las empresas precisan profesionales flexibles, creativos, con capacidad para gestionar equipos y ejercer de líderes. Para lograrlo, la mejor opción es contar con la guía de un profesional experimentado. Es lo que se conoce como mentoring, una manera de formar con éxito a futuros líderes.

En el contexto empresarial, el objetivo es que el “tutelado”  se convierta en un líder efectivo y fidelizado para la empresa en la que presta sus servicios. A través de una relación personalizada, en la que el mentor lleva las riendas, el “tutelado” percibe nuevas formas de pensar, nuevas perspectivas, es decir, experimenta un crecimiento profesional y personal.

Es muy frecuente la confusión entre mentoring y coaching. La principal diferente entre ambos conceptos es que el mentor tiene una experiencia propia en el campo en el que va a iniciar al profesional, mientras que el coach no debe tener ese conocimiento explícito.

El mentoring tiene 3 vértices: mentor, tutelado y coordinador. Este último puede representar a la empresa y obliga a que el proceso sea estructurado y fiel a la filosofía, cultura y política de la empresa. Puede aplicarse tanto a nuevas incorporaciones como personal susceptible de ser promocionado.

La eficacia del mentoring destaca sobre los sistemas de formación tradicional, demasiado genéricos e inflexibles.

Que esteis bien.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s