Pequeño accidente.

Revisando algunos sectores de el campo, y como no cuento con un medio de transporte adecuado de momento, opté por ir a caballo.

Todo bien, los cercos bien puestos… mangas operativas, riegos, animales, pasturas… matas nuevas, en general, todo muy bien… salvo un pequeño incidente que me terminó la tarde.

Cruzando unas puertas… algo asustó al animal que dio un repentino salto hacia un costado y arriba… resbaló y demás está en decir que yo, pendiente de cerrar la puerta, no me percaté de nada hasta estar en el suelo, de espaldas, y sin poder moverme.

Tengo hace tiempo problemas en la columna… por otros accidentes pero en moto. Pero ahora me preocupé de verdad ya que sentía un dolor bastante agudo, y lo peor… no podía moverme. Es lo más angustiante que pueda existir, tratar de reaccionar, de ponerse en pie… pero me fue imposible en ese momento.

Por suerte, portaba mi móvil. Llamé a mi oficina y me comuniqué con Gloria, una secretaria, le expliqué lo que me había pasado, en qué puerta me encontraba… y en menos de lo que me demoré en cerrar la comunicación, ya estaba rodeado de personal del campo. Al poco momento, me trasladaron hasta el hospital de Molina…a pesar de mis quejas. Si total… era solo un golpe en la espada sin mayor importancia.

Craso error.

La primera instancia del hospital… derivar al paciente a Curicó.

Ya en Curicó, trasladado en ambulancia, exámenes de una… interna!!! mm… no tengo nada contra ellas. Pero, para el caso, ya que acusaba fuertes dolores en toda la columna y espalda, lo típico: intramuscular con algún calmante y anti inflamatorio. Listo, a casa. (……………………..).

Salvo un pequeño problemita… no puedo pararme.

Más exámenes… de no sé qué cosa… otras inyecciones… y el broche de oro… “Señor, esto está fuera de nuestro alcance… le derivamos a Santiago. En cuanto esté lista la ambulancia… será derivado con interconsulta al Barros Luco para un scanner.

Linda la w….

Bueno… cuento corto… no sé cómo, ni qué dije… que finalmente fui derivado a la ACHS.

En ese establecimiento… nuevos exámenes… me ve un especialista en el tema… creo que un traumatólogo, luego, me ve un neurocirujano… luego, y no sé para qué, un cardiólogo. Finalmente… otro pinchazo directo, a la columna. Riiicooooo…. las estrellas del universo fueron pocas las que vi… me cago la wea dolorosa!!!! No dije chuchadas. Es poco eso. Se me salió el vasco y el chileno juntos!!!

4 horas… creí que me dejarían ahí… no… directo a una sala en una cama (si se le puede llamar así a eso), a los 10 minutos… ya me siento mejor… pasa el dolor (con la sarta de weas que me pusieron en el hospital, más la de ACHS), seguro que se me pasaba hasta el apellido.

Más menos las 18,30 hrs… puedo caminar bien, sin molestias grandes, no hay dolor en la columna, se me ocurre de repente… llamaré a mi niña para que me acompañe… marco su número y me acuerdo… cuidese, ande despacio, tenga cuidado amor… usted es muy saladín… etc… mmm… mejor no la llamo, le envío un sms. Salvo que el muy idiota, le digo que tuve un accidente… seré pelota?.

Obvio… se preocupó… y esa no era la idea. pichazos de fono… sms… otro pinchazo… finalmente le mando un sms para tranquilizarle… todo bien. Y es cierto… todo bien. A casa.

Ya a las 21 hrs… me junto con willy… me subo de mochila en al moto. Genial. Como que me devuelve a la vida.

Vamos a comer algo al paltatomatemario… un barros luco… y una vital para mi, otro igual para willy más un black collins (igual que el tom collins pero con whisky), también para willy. Conversamos cosas sin trascendencia… cuando le llaman por su cel… su hermano en ccó. está afuera del edificio de la consulta… le da la dirección de donde estamos y llega. Se come un chacarero y un black collins también… en eso estamos cuando llega un conocido nuestro… nos acompaña y un tom collins (este sí), para el.

Un rato bastante agradable, bien conversado, relajado…  mi cel eso si… casi no ha parado de sonar. Entre esas llamadas, algunos sms o pinchazitos de ella (pitanceos le llama). Opto por pedir permiso y contestar… para variar, no alcanzo a decir hola y mi cel… abajo. Llamo de un cel prestado, no le entendía mucho pero que no salían… que no sé qué… etc.  me cargan esas cosas. Si vas a decir algo, dilo. Pero que no sé… que na… y cosas así… bueno, ya será.  Pasadas las 4 me llega un correo diciendo que fueron al famoso antro ese del praga, que sinceramente le conozco y no es más que un simple sucucho de mala muerte. Garito de pendex disfrazados de monos de la TV. Seguro que se me enojan pero es mi opinión. Y lo malo que acá en Chile, son demasiado extremistas la juventud… juran que haciendo esos supuestos máximos… están en onda o bakanes. Dan pena y lástima ver cabros o chicas de 12, 16, 18 algunos, otros más, drogados, borrachos, atracando en cualquier lado de los locales… y cual de todos… más grosero.  Mejor no digo más al respecto. Pero… muy deficientes, y se quejan que Chile núnca progresará y todo lo demás, se revelan del sistema… anarquistas. JAJAJAJAJA…. ilusos.

Bueno… 12, 30 hrs. en casita. Todo perfecto, tranquilo… hasta que un chavalillo sale corriendo y sin querer por supuesto,  quizás emocionado… salta sobre mi dando de una gran abrazo, casi al mismo tiempo, una chiquita rubita, de grandes ojos aparece en escena con su dedito en la boca… Toñito y Conita.  Antonio!!! el ronco…  me pongo de pie y miro hacia la sala, allá una mujer delgada, alta, rubia… la veo con alegría y pena, más pena por los recuerdos de su esposo ya en la gran ruta infinita. Por no haber estado a su lado en esos momentos, quizás no le hubiese pasado nada… son muchos los recuerdos que me asaltan. Pena, tristeza, alegría… algo agridulce. Me siento de verdad culpable por ello.  Charlamos, mucho… los chicos, a la cama, nosotros… seguimos charlando. Me pone al tanto de todo lo que ha pasado… ahora, ya es tema y punto de los abogados. Ya veremos.

Encontré tu canción amigo… acá te la dejo. Ah… le dejo por escrito. Ella, tendrá todo mi respeto. Firmado.

Lo cierto es que por lo del accidente, no me acordé de ellos, llegaron a las 20,00 más menos con mi prima Paty.

A todo esto, mi prima se presenta en al sala, saludos indiferentes, me reprocha el no tener cuidado, que siempre busco más de lo que debo… extremos. Esta siempre tan mandona. Bueno, por algo no se ha casado ni nada… quién le soporta ese carácter, coño!!! Si le corta la leche a cualquiera.

Bueno.. me extendí más de la cuenta. Pero creo que fue un día redondo… un día casi normal para mi, salvo un detalle, una espina en mi pecho que tiene la cualidad de ser muy agradable, la mayoría de las veces… como a la vez, pero lo menos… molesta. No siempre el amor va a ser de cuento de hadas no?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s